sábado, 4 de febrero de 2012

Memento mori

Memento mori es una frase latina que significa "Recuerda que morirás" en el sentido de que debes recordar tu mortalidad como ser humano. Suele usarse para identificar un tema frecuente, o tópico, en el arte y la literatura que trata de la fugacidad de la vida.
La frase tiene su origen en una peculiar costumbre de la Roma antigua.Cuando un general desfilaba victorioso por las calles de Roma, tras él un siervo se encargaba de recordarle las limitaciones de la naturaleza humana, con el fin de impedir que incurriese en la soberbia y pretendiese, a la manera de un dios omnipotente, usar su poder ignorando las limitaciones impuestas por la ley y la costumbre.

5 comentarios:

Ctk dijo...

Hola, me gusta el texto del abismo, es más íntimo y en ese tipo de textos siempre resulta más fácil adentrarse, identificarse con las emociones. El de memento mori me parece que refleja algo que hoy día sería considerado una extravagancia, es interesante comprobar los cambios del alma humana aunque en realidad lo que siempre me sorprende cuando leo algo escrito por gente de épocas pasadas, es cuan similares somos. Me parece que antes tenían más miedo al mundo, ahora le hemos perdido, por estos parajes, un tantico el respeto. Y otra cosa, que ya se veía en las fotos, hay una inclinación a lo morboso o a lo doliente. No sé si corresponde a la época, está un poco como de moda el malditismo o a un sentimiento tuyo particular. Un saludo.

Narcisodelrio dijo...

Catik, no me refería al texto de Menento mori, eso solo es información recopilada de internet, sino a:

http://narcisodelrio.blogspot.com/2012/01/rojo-sangre.html

http://narcisodelrio.blogspot.com/2011/12/el-coleccionista.html

Gracias por tu visita y comentario.

Catik dijo...

Ok... ejem... Bueno, pues vamos con las rosas rojas. La idea general es muy buena, me gusta. Me desconcertó un poco al estar escrita en primera persona pero ser una mujer, claro, no es como si pillara el texto suelto sin saber quien lo escribe. Pero como voz femenina me parece que está muy bien conseguida y eso es muy difícil - para un hombre, y viceversa -. En cuanto al texto, hace tiempo en el boomeran pusieron un curso de escritura, buenísimo. Una de las cosas que decían es que había que cuidar las rimas internas, en los textos literarios - a no ser que las busques aposta -. Por ejemplo en tu primera frase, rojas y Rioja. Y en la última engaño con pasando. Son cosas que se pueden arreglar fácilmente, busca un sinónimo o un giro que signifique lo mismo, se suelen corregir, creo, al final. Primero escribes y luego vas buscando esos detalles y cambias lo que veas. El texto gana, pienso. Por lo demás, a mí personalmente, tal vez sugerir en medio para llegar al clímax al final, hace un efecto más de tensión sostenida e impacto final. Más sugerente. Por ejemplo: "nada tiene el color que deseo, ese brillo, esa sustancia líquida y espesa, esa textura, ese tibio calor" . No nombras la sangre pero a medida que vas leyendo resulta evidente e inquietante porque no se ha dejado tan claro, dejas más espacio para la duda, que el lector debe rellenar con sus propios sentimientos, miedos... Lo figurado se hace mayor que lo que se enfrenta, me parece. Para luego ya dejarlo claro al final, en ese "yo lo que quiero es el verdadero color de su sangre".
Bueno, no soy ninguna experta, así que nada, como lo veas.
Saludos.
El del coleccionista, voy a buscarlo, ahora te digo.

Catik dijo...

Bueno, el del coleccionista es impactante, y truculento. Qué foto tan genial. (La del abismo me encanta y da vértigo, desde luego).
Bien, el texto, está muy bien.
Un saludo.

Narcisodelrio dijo...

Mil gracias Catik por ser tan amable,
no conocia El boomeran,tendré muy encuenta lo que dices.
Besos.