jueves, 28 de abril de 2016

Taller de pintura 2


miércoles, 13 de abril de 2016

Mandrágora



La mandrágora

La mandrágora, También conocida como manzana de Satán, manzana del amor o planta de Circe crece en bosques sombríos, a la vereda de ríos y arroyos donde la luz del sol no penetra. Su raíz es gruesa, larga, generalmente dividida en dos o tres ramificaciones de color blancuzco que se extienden por el suelo (su aspecto antropomórfico a dado pie a múltiples leyendas); sus hojas son de un tono verde oscuro; sus flores son blancas, ligeramente teñidas de púrpura; el fruto es parecido a una manzana pequeña y exhala un olor fétido.

Con fines medicinales se recogen las raíces que se secan al aire y se muele. La raíz de mandrágora se clasifica dentro de grupo de hierbas anodinas (hierbas que calman el dolor) por sus propiedades narcóticas y soporíferas y se utiliza para tratar dolores reumáticos. La mandrágora tiene propiedades eméticas y laxantes. Externamente tiene propiedades anti-infecciosas.
Los principios activos responsables de estas propiedades son una serie de alcaloides derivados del tropano como la escopolamina, la atropina, hiosiamina y mandragorina un potente alcaloide narcótico e hipnótico. La mandrágora es fuertemente tóxica y sólo se debe usar bajo prescripción médica.

La leyenda

La mandrágora ha sido protagonista de muchas leyendas y rituales. Los magos hacían con ella algo similar a una figura humana, tallaban una figura Imagen en sus raíces presionando la raíz a cierta altura para formar un supuesto cuello, y cortando todas las bifurcaciones excepto cuatro, que serían las extremidades, y las adoraban como a dioses.
Se creía que la planta tenia características humanas porque sus raíces parecían dos piernas. Hay historias que cuentan que esta gritaba lamentándose cuando la arrancaban de la tierra, pudiendo enloquecer a las personas; y por eso amarraban a un perro a la planta para arrancarla.
Se decía que crecían bajo los patíbulos donde caían los líquidos de los cadáveres pues se dice que crecían a partir del semen de los ahorcados. Era usada tanto en magia negra como en magia blanca, ya que es venenosa y curativa al mismo tiempo, según el uso; y cuando juzgaron a Juana de Arco la acusaron de usar la planta porque pensaban que ese era el motivo oyera voces. En la Biblia se alude a sus poderes, Raquel que era estéril fue madre gracias a una infusión de mandrágora.

Oropéndola