lunes, 30 de diciembre de 2013

El Hombre pixelado-Capítulo 5





Una vez en el interior de aquel enorme vientre, ante su asombro observa un gran número de cápsulas transparentes sobre pedestales, conteniendo cada una de ellas lo que parecen seres de otros mundos, tiempos y civilizaciones. Aún intenta  ordenar en su mente esta fantástica visión cuando  ante él  aparece  una especie de monje o sacerdote de algún extraño culto, llamándole la atención una especie de crucifijo que cuelga de su cintura.

El “monje” le va mostrando todas estas sorprendentes criaturas, las cuales lo observan desde sus pedestales con mayor o igual interés del que él muestra por ellas.
Después de la fascinación y desconcierto inicial, todo lo que ve le recuerda a una gigantesca sala de trofeos donde se muestran las mejores y más asombrosas piezas.



No hay comentarios: