lunes, 11 de enero de 2016

La rana y el zarzal

Las manos de mi hermana me enjabonaban todo el cuerpo, yo estaba allí desnudo en la bañera y ella me frotaba más y más casi hasta hacerme sangrar. Yo sufría ella reía.
Me vistió con mis mejores ropas. Me sentía muy a gusto y feliz.
Salí muy deprisa, casi corriendo. Y cuando llegué a la otra orilla del pueblo, ya estaban allí todos mis amigos, también con sus mejores galas; pero yo me sentía el más bello y guapo del lugar.
Al borde de la carretera vi una hermosa rana. Quería tener su fresca panza sobre mi mano y mirar los dibujos de su piel.
Cuando quise atraparla, la rana saltó y yo caí tras ella por el barranco a un zarzal.
De allí salí con todo el cuerpo arañado y mi hermosa ropa destrozada.
Todos estaban asombrados, yo, el más bonito y bello, por una simple rana acabé casi devorado por un zarzal.

Autor; Narciso del Río


No hay comentarios: